26 may. 2011

Aparecer.


¿Cuántas veces soñamos con lo imposible? ¿Cuántos momentos desperdiciados arrepintiéndonos, pensado porque perdimos el tiempo?
¿Cuántas veces te gustaría dejarlo todo atrás? ¿Cuántos kilómetros pensado en aquella persona?
Me gustaría dejar de ser problema -más de una vez lo he sido-. Aparecer en un cuento de hadas y desaparecer con el príncipe más guapo y rico. Aunque la belleza y el dinero no solucionan nada.
Así que mejor aparecer en un castillo embrujado, que me rescate el príncipe más feo y más desdichado de todo el reino. Aunque pensándolo mejor los príncipes así no existen ni en los cuentos. 
Se puede aparecer en muchos sitios, desaparecer. Lo que más me gusta es aparecer de nuevo, porque si lo hago es porque quiero impregnarme con el olor de ese lugar como por ejemplo tu piel desnuda bajo la sábana.

25 may. 2011

Seca tus lágrimas nocturnas



¿A que le llamamos amistad?
Si buscas amistad en el diccionario aparecerá que es una relación que existe entre dos personas que piensan de la misma manera y lo pasan bien juntas. Pero no siempre es así. 
He tenido la suerte o la desgracia de tener muchas amistades, muchos tipos de amistades y ninguno era igual que yo. Ni la forma de pensar, ni el físico, ni nada, lo único que creo que es cierto, es que no lo hemos pasado muy bien juntos. Pero me lo paso muy bien con mucha gente y no llega a ser una amistad. ¿Entonces?
La amistad llega más allá a todas las descripciones de todos los diccionarios del mundo.
Se comparte todo, risas, lágrimas, secretos, Le debo mucho a mucha gente que ha estado cuando más lo he necesitado. 
-Siempre vamos a ser amigas… Por muchas peleas que tengamos, nunca nos vamos a separar… No desde siempre, pero si para siempre… Y así podía seguir con infinidad de frases que hablan de la amistad. ¿Pero cuando sabemos si una amistad es para toda la vida? ¿Se trata de suerte?
Obviamente no es suerte, es complicado, tal vez. Para saber si una persona va a estar para toda la vida, es de ninguna otra manera, mirándole el corazón, el verdadero corazón, si complementa al tuyo sabrás que nunca o muy difícilmente os separareis, se trata de años para averiguarlo o a veces incluso horas, pero cuando lo compruebas sabes que lo único que no tienes que hacer es perder a esa persona.
A veces el miedo a la soledad hace que seamos distintos, que tengamos amigos, muchos… pero, ¿verdaderos? Al final esas personas que pensabas que lo eran se irán de tu lado como un día de lluvia
en primavera.

19 may. 2011

Una parte de mí vida.


La comunión, un suceso muy importante para todos los niños de España (religiosos, por supuesto)
Y vamos a ser sinceros… todos los niños (y cuando digo ‘todos’ significa TODOS) acceden a realizar este acto, simplemente, por los regalos que reciben de sus familiares, amigos, etc.
Bueno, dejémonos de rollos… Comencemos por el principio, obviamente:
Me desperté a las 7:00 muy nerviosa, era el gran día. Normalmente estas una semana practicando tu posición, lo que tienes que leer, etc. Cuando llegamos a la Iglesia todos se estaban haciendo fotos, así que yo también empecé a hacerlas.
Llego la hora de la misa, todos sentados muy formalmente, cantando, diciendo nuestras respectivas frases, subiendo y bajando del altar. Todo muy tranquilo, hasta que llego la hora de tomar la hostia. El cura que ya nos conocía a todos, (ya te digo, dos semanas practicando todas las tardes en la Iglesia) solía decir algo cada vez que un niño/a subía a tomar la hostia.
Yo, niña inocente, más tonta que lista, más nerviosa que tranquila, subí al altar por el sitio inapropiado, sentí como miles de ojos se posaban en mi, de pronto un escalofrió me recorrió todo el cuerpo, se me había olvidado levantarme la falda para subir los dos escalones. CONSECUENCIA: caerse. Los miles ojos que se posaron en mí eran ahora risas nerviosas de mis compañeros y sus familiares. Me puse colorada, el cura al verme me dijo: -Irene, tranquilízate, el señor está contigo.
-Si si, si si.
-Irene…
Habíamos ensayado tomar la hostia con una postura en la mano, según sea la persona, diestra o zurda. Yo, vuelvo a repetir, niña inocente, me había equivocado al colocar las manos. Parecía que estaba bailando el ‘Aserejé’ de las ‘Kétchup’. Al final me dio la hostia y en vez de decir Amen, dije gracias. ¿Por qué? ¡Pues porque soy muy formal!

En fin, siempre mis amigos me recuerdan este día y se ríen de mí, yo les comprendo..

16 may. 2011

Vivir.



Quiero vivir. Saber que vamos a estar siempre. Salir un viernes por la mañana y volver un domingo por la noche. Quiero reír hasta que se salten las lágrimas. 
Quiero conducir a todo gas, con la música muy alta, saber que peligra mi vida, parar en seco y ver que no es así. 
Quiero salvarle la vida a alguien importante para mí. Me gustaría ver casar a todos mis amigos.
Quiero nadar entre tiburones, tener dos perros y sentir el miedo en mi piel.
Volar, caer en picado. Bucear hasta que los pulmones estén totalmente vacios, salir a la superficie y ver como se llenan.
Aire, es lo que se necesita para vivir;
pero cariño es lo que necesito para la mía.