30 oct. 2011

Lo que no cuento en una primera cita.

Es hora de que me presente. Me llamo Irene y tengo 15 años, vivo en la ciudad más bonita del mundo mundial, Fuengirola, pero sinceramente de mayor no me gustaría vivir aquí. Si tengo que decir donde me gustaría sinceramente no te lo puedo responder porque no tengo un sitio fijo o algo que me llame demasiado la atención. Soy una de esas personas en las que estaría continuamente viajando, por eso no sabría donde vivir, porque no formo parte de ningún sitio, si no de todos a los que he ido he dejado algo mío y ese lugar a dejado algo en mí.
No voy a decir si soy alta o baja, fea o guapa, delgada o gruesa, ya que eso lo tienes que averiguar por ti mismo.
Me considero una persona independiente, no me gusta estar mimada y que me protejan. Aunque soy demasiado cariñosa, podría estar abrazándote durante horas.
Encantada de vivir la vida. Me gustaría trabajar, trabajar en lo que sea y cuanto antes mejor. Me gustan los retos, los reencuentros y las bonitas amistades, que no son todas…
Escuchar música a tope. Cada día tengo una canción favorita y un color favorito, pero para tu información no soy para nada indecisa. Es más tengo las cosas más claras de lo que la gente se piensa. 

29 oct. 2011

Es fácil.

No te voy a prometer que te quiera durante toda mi vida.
Tampoco te voy a prometer que no cometa errores que cometí en un pasado.
Ni tampoco otras muchas cosas.
Pero si te prometeré que podrás contar conmigo aunque me hayas olvidado, y yo cuando prometo suelo cumplir mi promesa.

Si estás sufriendo.

He de reconocer que es mucho más fácil correr. Es más, en varias ocasiones lo he hecho, pero si algo he aprendido es a enfrentarme a los errores, a los miedos y a las personas
-venga quien venga-
También he de reconocer que en algunos momentos de la vida, ya sea por la ausencia de confianza hacia uno mismo o porque sinceramente no sabe plantarle cara al asunto, salimos huyendo. En ese momento te alejas del tema, sin darte cuenta de que dentro de varias semanas ese problema (que solo es una acción si resolver) volverá, y volverá de tal manera que tú tendrás que enfrentarte a el. O alomejor no, pero en mi caso es así. Y me tuve que enfrentar, sabiendo que ya había huido de esto y aunque me enfrente con la cabeza bien alta, caí. Caí de tal manera que ni el campeón de los pesos pesados de algún rincón del universo fuese capaz de volver a levantarme.
Y aunque ahora este aquí escribiéndote a ti, he de reconocer que no me arrepiento en absoluto de haberlo hecho, porque si tengo una cosa clara es que todo tiene su final. 

:)

¿Y si después de todo mañana no me levanto? O tal vez puede que dentro de un rato.
Todo el mundo siempre hace la típica pregunta: ¿Qué quieres ser de mayor? y yo siempre les respondo:no sé ni lo que cenare esta noche, porque preocuparme de un futuro tan lejano, ¿porque hacernos tantas preguntas?
Creo que lo más esencial de la vida es ser libres, vivir el presente, el tuyo, el mío y el de todos, que más da, si mañana posiblemente no se acordaran de mí
Y por eso, por eso mismo vivo cada segundo como si fuese el último, porque posiblemente lo sea. Quedarme sin aliento tras una carcajada. REÍR-REÍR-REÍR-REÍR-REÍR-REÍR-REÍR-REÍR-REÍR.
Me encanta dibujar sonrisas para el mundo y que esas sonrisas se reflejen en tus ojos.
Hacer el tonto a más no poder, simplemente porque te quieres REÍR-REÍR-REÍR-REÍR-REÍR.
El verbo reír y abrazar para mí, son los más esenciales.