6 dic. 2011

Cuando te das cuenta de que hay gente que la ves una o dos veces al año. O cuando solo has visto a esas personas una o dos veces en tu vida.
Entonces piensas: que sería de mí sin estas personas. Están a más de 600 kilómetros. Te escuchan, te apoyan, aunque a veces no te comprendan. Sabes que estarán ahí toda la vida.
Las quieres muchísimo y le agradeces todo y más.
Siempre las echas de menos. Y no le puedes abrazar cuando tú  quieras. Te dan consejos y te animan.
Os quiero muchísimo y no os quiero perder en la vida. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario