21 dic. 2011

Dulce otoño

Las hojas seguían la dirección del viento. Las hormigas veían los últimos rayos de sol.
Me encontraba con mi guitarra en la mano -intentando componer algo- pero solo me salía tu nombre. El invierno estaba a la vuelta de la esquina. Llegaría el frío, una estación larga, pero supongo que igual que las otras.
Me encanta el otoño, el color de las hojas, el olor de las castañas. No hace ni frío ni calor.
Me gusta que llueva y que a los 5 minutos haga mucho calor. También me gusta tus ojos color manzana y tu olor sabor cereza.
Al final llega el invierno, siempre lo estropea todo, con el cielo cerrado por las nubes y los relámpagos marcando el tic tac del reloj. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario